La disociación, principio esencial de Cuerpo Profundo

Una vía para recuperar nuestra capacidad intuitiva y la voz sabia de nuestro cuerpo.

Tango CDMX, danza terapia, yoga,

La capacidad de articular y disociar nuestro cuerpo es uno de los principios más importantes para recuperar el lenguaje del cuerpo afectivo, sensual y fluido.

El en el acto de disociar está nuestro deseo de vivir y nuestra capacidad de pedir. Una persona que se mueve en un solo bloque ha perdido la relación de conectividad y pertenencia, eso es como perder el impulso de vida.

Cuando vemos una enredadera que se mete entre los espacios es la propia vida la que se está expresando. Una flor que rompe el concreto para salir a la luz es la expresión de movimiento de vida más claro. Esa flor buscó las pequeñas grietas y sedujo los espacios en movimientos disociados, en espiral y curvos logrando penetra el espacio hasta encontrar la luz.

Esa imagen siempre me regresa la esperanza; dimensionar la fuerza vital que puede tener un ser tan pequeño y suave como una flor.

Si nosotros estamos hechos de la misma fuerza ¿que nos ha hecho olvidarla? ¿que nos ha hecho perder el contacto con esa sabiduría que está dentro de nosotros?

Recuperar la capacidad de disociar y articular nuestro cuerpo es recuperar el vínculo con la vida, es disfrutar nuestro cuerpo y una vía para restaurarnos amorosamente.

Cuando bailes mueve tu cuerpo como las raíces de un árbol, seduciendo el espacio. Recuerda que dentro de ti está esa flor que desea salir para expresarse con fluidez y libertad.

Valesa R.