Valesa Rivera

La danza, un arte para la vida

Por Valesa Rivera

 

La vida es una danza que merece ser bailada…

 

La danza es una manifestación de libertad
y celebración de la existencia. 

El arte como la danza, son puertas que nos llevan a tocar las emociones; lenguajes que abrazan las heridas para llegar al fondo del afecto, hasta enraizarse en la tierra de dónde somos y a donde todo vuelve.

Al danzar encontramos reconciliación con lo que hemos negado de nosotros mismos, descubriendo la relación con la vida misma ya que todo es movimiento. 

Podemos escuchar dentro de nosotros la voz de nuestro cuerpo para volver al diálogo con lo que nos rodea…

La danza, ese arte que parte del cuerpo, nos permite regresar al contacto, al afecto, a la alegría a través del movimiento. El recuperarnos cuerpo nos vincula de otro modo con los otros cuerpos y la naturaleza.

La danza permite sentir en el movimiento que somos cuerpos abiertos, expuestos, arrojados, colocados en el mundo, donde se puede sentir el espacio como el medio en donde el cuerpo existe. La danza moviliza lo interno y lo externo y la piel se vuelve el puente que nos devuelve a casa.

 

Danzar nos da un sentido de conectividad con lo que nos rodea;
y nos enseña a fluir con lo inesperado para
 danzar la vida.

 

Valesa R.