Valesa Rivera

Claves para expresar tu danza

Por Valesa Rivera

 

El trazo de un movimiento debe ser como una pincelada 

 libre y fluida 

pero sabiendo cortarla 

en el momento preciso.

 

 

Posición y transición 

claves de conciencia corporal para ubicarse   

 

La danza es el arte de combinar momentos de trayectos y reposo,

de movimientos y pausas,

como en la música, tiempos de sonidos y silencios. 

 

Al bailar uno puede ubicarse más fácilmente si concebimos el movimiento como dos momentos claves: posición y transición.

Posición es el momento en donde el cuerpo descansa en una figura definida que reposa como una fotografía, donde se plasma una imagen nítida. Este momento es como una estación de base para hacer una pausa, en la que se expande el tiempo de la forma.

Transición es el traslado y trayecto entre una posición y otra, el intervalo donde se dibujan trazos en donde hay que estar presente manteniendo la continuidad del flujo, como dibujando con un pincel la continuidad de la línea, acariciando la tierra o el espacio con un sentido de interdependencia.  Imaginar que uno dibuja trazos en el espacio durante los trayectos, como si fueran pinceladas es la mejor forma de que el movimiento tenga textura y sea nítido. 

  Cuando uno se mueve expresando con claridad esos dos momentos, posición y transición, el lenguaje corporal se vuelve claro. De esta forma se entiende que bailar no solo es moverse por moverse. 

Practicar definiendo la posición y transición, te lleva a practicar de una forma organizada, la cual permite corregir tu técnica y tener más conciencia de lo que estás haciendo. Por otra parte esta es la base para mejorar el equilibrio ya que el equilibrio es la capacidad de reposar en una posición y la conciencia de trasladar el peso para llegar listo y así anclarse en una posición balanceada. Tener equilibrio depende fundamentalmente de ubicar y poner atención en definir la posición y transición.

Es una metáfora interesante la que podemos relacionar de estos elementos para la vida cotidiana. Pensar que el equilibrio en nuestra vida tenga que ver con saber accionar y moverse pero también saber crear momentos de reposo y contemplación.

 

Cómo practicar posición y transición

Te sugiero hacer los ejercicios del video que viene aquí, el cual no necesariamente son para bailar tango, también puede ser un ejercicio lúdico para practicar tu conciencia corporal. Con esta secuencia practicarás posiciones y transiciones que ayudan a mejorar la expresión y equilibrio. Es una excelente secuencia de práctica y para comenzar con un ejercicio de coordinación y calentamiento. Hazlo lento y a tu propio ritmo, acompañando los movimientos con tu respiración. Mi sugerencia es repetir la misma secuencia diez veces cada día, durante una semana. Una vez integrada podemos agregar otra secuencia de cuatro movimientos cada semana. Aquí podrás revisar las secuencias siguientes de esta serie y suscríbete al canal para que estés al tanto de los próximos videos.

Valesa R.